"El Mortzestus, un velero de tres palos, tiene fama de ser una embarcación con mala estrella. Sin embargo, todo parece ir bien al principio... excepto por las sombras".

16 de junio de 2014

Loom: Blanqueados por el sol

Mi generación parece vivir atenazada por las garras de la nostalgia, a juzgar por la profusión de libros y otros medios dedicados a capturar el ayer. Estos artefactos son en algunas ocasiones más o menos fieles al original; en otras el pasado se reimagina completamente, con la finalidad de convertirlo en un producto de consumo apto para públicos masivos, encantados con esta oportunidad de aproximarse a las experiencias que les hubiera gustado vivir en aquellos días.

Fear of Men, por Louise Haywood-Schiefer
Pero el método más insidioso que la nostalgia emplea para conseguir que volvamos la vista atrás es hacer que lo nuevo remede lo viejo. La plaga de remakes y adaptaciones que hoy doblega al cine quizá sea el resultado más pernicioso de este conservadurismo cultural, aunque no estoy tan convencido de que las actitudes retrospectivas estén siendo igualmente nefastas para la música. Por ejemplo, la década de los ochenta ha sido a menudo víctima de reacciones y ataques no siempre justificados, que a la postre causaron la práctica desaparición de algunas corrientes musicales antes de que concluyera su ciclo natural. Y es por eso por lo que agradezco la existencia de grupos como Fear of Men, que retoman algunas de estas viejas vías abandonadas antes de tiempo y las dotan de nueva vida, sin limitarse a innecesarios ejercicios de estilo o a la fabricación de pastiches esteticistas. Esta banda de Brighton ha rescatado unas cuantas influencias de hace treinta años para ofrecer un primer álbum no del todo desprovisto de músculo guitarrero, a pesar de la primacía de unos elementos atmosféricos y melódicos sobrevolados por la voz de Jessica Weiss, que sólo en parte podría ser calificada de lánguida. Sería fácil emplear la etiqueta dream pop para describir el sonido de Fear of Men pero Loom es un disco lo suficientemente variado como para desafiar encasillamientos tan inmediatos y en él encuentran cabida piezas tan enérgicas como Luna, una canción que se ha acomodado en mi memoria con facilidad casi insolente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario