Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

L'aventurier: la sombra amarilla

Imagen
Nouvelle Vague ha llegado a ser uno de los grupos que más veces he visto en directo y no he faltado a sus citas madrileñas desde que los conociera durante la gira promocional de su Bande à part. Calificarlo de «grupo de versiones» a secas es quedarse un poco corto a la hora de definir una banda que ha conseguido dotarse de algo parecido a una personalidad propia, aún a costa de constreñirse a una fórmula agotada ya en sus tres primeros álbumes. Pero fue precisamente en su cuarto trabajo —Couleurs sur Paris— donde escuché por primera vez «L'aventurier», un tema de los franceses Indochine, de quienes nunca había oído hablar. Aún así, las escasas palabras que conseguía entender de la letra (gracias a unos más que oxidados conocimientos de francés) me parecieron lo suficientemente evocadoras como para decidir acercarme al tema original. ¿Una canción pop que hablaba de filibusteros y sultanes?

En estos tiempos de desbordante amor por todo lo retro hay pocas emociones tan devaluadas co…

El ángelus: pinturas falaces

Imagen
Hace tiempo que olvidé el motivo que me llevó a leer Los hombres que no amaban a las mujeres pero sí recuerdo mi creciente decepción a medida que descubría que el grueso tomo que tenía entre manos versaba sobre la investigación de sórdidos y algo apolillados secretos de familia. No tengo demasiada paciencia con los relatos de esta índole, que suelo asociar más a los telefilmes de sobremesa que a mi lista de lecturas. Estos pretendidos misterios suelen antojárseme o demasiado truculentos o pedestres en exceso, además de contar con abultados censos de personajes cuyos nombres me aburre retener, a pesar de haber sobrevivido a experiencias como El Silmarillion o Canción de hielo y fuego.

Mi lectura de El ángelus, con guión de Frank Giraud y dibujo de Jose Homs, ha sido hasta cierto punto similar. A pesar de la poco sutil metáfora de la portada, la pintura de Millet que da título a la obra no es el misterio que aquí se intentará desentrañar, sino simplemente la primera de las piezas del r…

Mecano 82: la tele se acaba

Imagen
Mecano es uno de tantos grupos a los que el éxito masivo no sólo ha proporcionado una nutrida legión de fans sino también numerosísimos detractores. Con la posible excepción de Héroes del Silencio, el trío madrileño ha llegado a convertirse en el polarizador por excelencia, provocando reacciones encontradas cada vez que se menciona su nombre en casi cualquier ambiente musical. Y es que, a pesar de que ocasionalmente se produce algún tibio intento de reivindicación, una opinión muy extendida es que el grupo se halla inequívocamente en el campo de las cosas que "no molan". Las razones aducidas son diversas pero las menos banales suelen resumirse en lo simplista de sus letras y en un percibido déficit de honestidad artística.

Si bien el legado musical de Mecano es hoy casi irrelevante, no me ha resultado difícil inventarme motivos para leer Mecano 82 de Grace Morales: la sempiterna fascinación por la década de los ochenta, un poco de curiosidad y genuino interés en conocer las…