Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

¡A-mi-go!

Imagen
Los procesos que hacen que algunos de los objetos de nuestro deseo lleguen a serlo son a veces más que misteriosos. A modo de ejemplo, y a pesar de no haber usado jamás prenda alguna que me identificara como estudiante de una institución concreta (tuve suficiente con el uniforme del colegio, gracias) siempre quise tener una camiseta de la ficticia Universidad Miskatonic y eso fue lo que me llevó a descubrir la H.P. Lovecraft Historical Society y su adaptación cinematográfica de La llamada de Cthulhu, una de las obras más conocidas de Lovecraft y pieza clave de los llamados Mitos de Cthulhu.

Temiendo hallar un producto autocomplaciente mi aproximación inicial a The Call of Cthulhu fue cautelosa: sin embargo me encontré inesperadamente con el que probablemente es el mejor de los intentos de llevar a Lovecraft al cine y pude disfrutar de una película "de verdad", realizada con cierto oficio y actores decentes además del amor de fan y los escasos medios que son de rigor en estos …

Nada de blues

Imagen
Exceptuando un puñado de ejemplos - predominantemente acústicos - el dúo nunca ha sido uno de los formatos más populares en el pop y no digamos en el rock. Los responsables de popularizar el concepto en época reciente han sido The White Stripes, famosos por demostrar que un grupo de blues rock relativamente tradicional en sus planteamientos puede defender con solvencia su propuesta en directo con tan sólo dos personas. Muchas otras bandas han seguido el camino abierto por el proyecto de Jack White, si bien lo más común es que el resultado se aderece con una buena dosis de secuencias pregrabadas para ofrecer una mayor solidez sobre el escenario y así nos encontramos con bandas como The Kills o The Ting Tings. Pero Blood Red Shoes no comparte esta afición por la electrónica demostrada por la mayoría de dúos actuales.

He llegado a convertirme en un fan de Blood Red Shoes casi por casualidad, desde aquel día en que elegí ir a su concierto en Madrid en lugar de ver a los más conocidos The T…

We will, we will...

Imagen
El aprendizaje de un instrumento musical no es un camino recto y mucho menos una ciencia exacta, existiendo numerosas vías para alcanzar el objetivo deseado. En el caso de que la guitarra sea el instrumento de nuestros amores los métodos informales casi siempre han sido más populares que la enseñanza reglada: recurrir a un amigo enteradillo o limitarse al autodidactismo puro y duro solían ser las vías de aproximación más empleadas antaño, cuando los primeros pasos con una guitarra se daban en compañía de The Animals, U2 o Nirvana. Pero la popularización de internet lo cambió todo y hace tiempo que es posible contar con un vasto número de recursos para el aprendizaje que van mucho más lejos que los manojos de partituras fotocopiadas o las explicaciones bienintencionadas de algún conocido. Con el tiempo incluso ha llegado a existir un cierto número de aplicaciones específicamente dedicadas a la enseñanza musical.

Ubisoft ya había publicado en el pasado algún software relacionado con la m…