Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Temamos a los vivos

Imagen
Hace años solía anotar en una hoja de papel los libros que quería leer y que o bien no me podía permitir o bien no podía encontrar en mi entorno más inmediato. No creo que tal lista llegara a comprender más de diez o quince títulos en su momento de mayor extensión, a pesar de incluir perennemente algún que otro clásico cuya obligada lectura aún sigo eludiendo. Pero dejando a un lado los mencionados clásicos, en ocasiones llegaban a transcurrir meses y hasta años entre la aparición del deseo de leer algo y su satisfacción. En algunos casos esta última nunca llegó a producirse y en su lugar el olvido terminaba por engullir algunos volúmenes que pasaban entonces a engrosar otra lista: la de los libros que jamás leería.

A pesar de lo aparentemente obsesivo de este sistema, la lista de marras distaba mucho de ser eficaz y finalmente fue sustituida por la pura fuerza bruta de la memoria a palo seco. Es en este particular y personal limbo desde donde hacía años languidecía el nombre de Thomas…