Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Letras y cifras

Imagen
No creo que sea posible escuchar un álbum más que en un número limitado de ocasiones antes de que pierda buena parte de su brillo y empiece a tener cada vez menos cosas que ofrecernos, con el desinterés llegando de la mano de la familiaridad. A menudo pienso que ése es el principal motivo por el que continúo esforzándome por escuchar música nueva - o al menos nueva para mí, porque hay carretadas de añejos discos con tanto que ofrecer como el último hype recién parido por la pérfida Albión.

Esta reflexión sobre la caducidad musical subjetiva tiene su origen en que hace ya algún tiempo que mi afición por Suede no parece envejecer con la dignidad esperada. No creo que jamás llegue a preguntarme qué es lo que pude ver en su música pero estoy recibiendo con bastante desgana la reciente oleada de novedades sobre este penúltimo cadáver musical, ansioso por abandonar el camposanto del pop. Incluso me cuesta recordar ciertos detalles de los dos conciertos de Suede a los que acudí años atrás y s…

Intimismo de ocasión

Imagen
No me gustan las salas de cine pero en ocasiones cumplo con el rito y acudo a ver lo que se tercie, ya sea engañado por alguien, ya por interés genuino. Pero esas salas donde las luces no se encienden hasta el final de los títulos de crédito me parecen lugares especialmente antipáticos, en los que la huida en la penumbra ofrece el doble riesgo de un tropezón o de ser alcanzado por la mirada de algún espectador que se sabe superior a mí - después de todo, él sí se ha quedado a disfrutar del usual texto blanco sobre negro. Pero prefiero escoger estas versiones inocuas de muerte y deshonor antes que la más decorosa alternativa del aburrimiento.

Fue a una de esas salas donde hace ya varios años se me arrastró a ver La vida secreta de las palabras. Lo cierto es que no tenía ni idea de quien era Isabel Coixet pero disfruté de la película a pesar de lo pretenciosa que me pareció en su superficialidad y del tratamiento trivial de algunos de sus temas. Incluso es posible que me quedara a ver l…