Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

Estandartes harapientos

Imagen
En el ámbito de la música pop hay numerosos artistas de los que se habla con reverencia de manera casi universal, cuya sola mención basta para revestir a quien los cita con un aura de sabiduría y buen gusto. Y sin embargo a veces no puedo evitar tener la sensación de que estas vacas sagradas son sacadas a relucir mucho más a menudo de lo que se escuchan sus canciones.

El caso arquetípico del que no puedo dejar de hablar es Joy Division, un grupo que vuelve a estar de moda casi treinta años después de su desaparición gracias a la reciente película de Anton Corbijn, el aún más reciente documental de Grant Gee y las comparaciones más o menos afortunadas con grupos como Interpol, Editors y otros. La reivindicación de Joy Division no es un fenómeno nuevo pero ha alcanzado nuevas cotas durante la presente década y por fin parece que hayan dejado una huella sonora audible y casi palpable. De hecho se ha llegado a producir un curioso efecto rebote, con grupos como White Lies cargando con ardor…

Exposición

"El Mortzestus, un velero de tres palos, tiene fama de ser una embarcación con mala estrella. Sin embargo, todo parece ir bien al principio... excepto por las sombras".

Si estás leyendo esto, bienvenido. El objetivo que pretendo alcanzar con este espacio no es otro que usarlo a modo de megáfono con el que susurrar ciertas reflexiones sobre algunos de los temas que atraen mi interés. El hecho de que alguien lea lo que aquí se vierte no supone un éxito personal sino más bien una feliz y casual coincidencia de intereses con los de ese hipotético lector. Porque si algo no pretende este lugar es perseguir causas perdidas de antemano, como la creación de un vehículo para mi ego o ser un futil intento de proselitismo.
¿Y qué es lo que me interesa? Varios asuntos dispares aunque no se alejen demasiado de la órbita de los libros y la música - temas no especialmente originales por sí mismos - y mi intención ni siquiera es tratarlos de manera novedosa o marcadamente crítica. Mi enfoque s…